Si estás utilizando una antena interior para recibir tus canales locales por aire, usa estos consejos para que tengas una mejor experiencia:



Asegúrate de orientar tu antena correctamente


Las transmisiones por aire (OTA) se transmiten desde una torre de transmisión a tu antena y, finalmente, a tu televisor. Para recibir la señal más fuerte, querrás orientar tu antena hacia estas torres. Haz clic aquí e ingresa tu código postal para encontrar dónde están las torres de transmisión en tu área.


Verifica donde colocas la antena en tu hogar


Los objetos interiores como paredes, pisos y gabinetes, y objetos exteriores como árboles, edificios o vallas publicitarias pueden actuar como obstrucciones e impactar la fuerza de la señal que estás recibiendo. Para una mejor recepción, trata de mantener tu antena a unos cinco pies de distancia de objetos metálicos, aparatos electrónicos como televisores o computadoras portátiles, o áreas con mucho tráfico de tu hogar, ya que podrían causar interferencia e impactar la recepción.

Usa un amplificador


Un amplificador puede ayudar a superar la pérdida de intensidad de señal que ocurre cuando la señal viaja a través del cable coaxial entre tu antena y tu televisor, especialmente si te encuentras más alejado de una torre de transmisión, cuando la señal que estás recibiendo ya es débil.

Prueba con un cable coaxial más largo


Intenta utilizar un cable coaxial (coax) más largo de lo que crees que necesitas, de modo que puedas colocar tu antena en una ventana. Si el cable es demasiado largo, haz una bobina semi suelta entre la antena y tu televisor. Si es posible, mantén tu antena alejada de equipo que emita una señal inalámbrica, como routers, computadoras portátiles o dispositivos móviles.